Una niña yazidi en uno de los campos de desplazados del norte de Irak, en Khanke (Septiembre, 2014).