Niños coptos egipcios lloran mientras les tatuan la característica cruz en el brazo, El Cairo (Noviembre, 2013).