Walid vuelve a su pueblo de Gaza, Khuzaa, arrasado por los bombardeos israelíes (Diciembre, 2014).