Los Al Dalu muestran las ruinas de su casa, destruída por los bombardeos israelíes (Diciembre, 2012).